habitamos-poema-reflexivo-sobre-la-naturaleza-y-los-seres-humanos-hadria

¿Habitamos en un impass? ¿Estamos atados al tiempo?

¿Somos los humanos un reflejo de la naturaleza?
¿somos parte de ella?
¿somos gracias a ella?

Vivir, crecer, reproducirse y ¿morir?
¿La muerte es el fin? ¿es el nuevo comienzo?
¿Hay entonces un futuro? ¿hay un Nuevo Tiempo?

Quizá vivimos en un tiempo que jamás comienza, que jamás termina.

Quizá el pasado y el futuro sean uno.

Quizá el humano, pequeño haz de luz y de vida, habite mucho más que en la tierra, y haga crecer mucho más allá de sus raíces la Vida. Quizá la Vida no pueda morir nunca.

¿Podría entonces simplemente CRECER?
¿Es el crecimiento el bucle incesante del planeta?
Crecer, hacer crecer, ver crecer, provocar crecimiento.

¿La naturaleza, basta, llena de amor y crueldad, puede tener compasión con sus crías? ¿Ayudaría eso a su crecimiento? ¿o las condenaría a un eterno letargo, atascados en un cómodo ‘existir’?

¿No sería eso como estar muerto en vida? ¿no sería eso enfermizo?

Quizá el camino de la salud nos impulse a olvidarnos del confort. Enfrentarnos al dolor.

Como cuando se estiran los huesos. Como cuando el pecho se estrecha y no cabe el anhelo.

Nuestro dolor nos conecta con lo que somos. Lo que somos, con lo que podemos llegar a ser. Con lo que no queremos ser más. Con lo que ya no somos.

Quizá esa sea nuestra muerte. Nuestro eterno retorno. Nuestro infinito crecer y renacer. Quizá no hay otro futuro más allá de nuestras manos y nuestro instante presente.

Otros poemas para ti:

mayo 28, 2024

+ARTÍCULOS